De olvidar pasiones y vivir sueños.

 

Había olvidado. Había olvidado cómo era quedarse las horas muertas leyendo un libro y que tu mente vivese otra vida, había olvidado cuánto me gustaba usar photoshop e illustrator y crear un intento de diseño gráfico, había olvidado lo bien que se sentía deslizar el bolígrafo sobre el papel y que los personajes cobran vida entre letra y letra.

Vivía en una burbuja donde me había aislado de todas mis pasiones con tal de “hacer-lo-que-debía-hacer”, ha sido tan gratificante romper la burbuja. Tenía miedo, miedo de volver a perder esta sensación y no experimentarla; a la vez, tenía miedo de no ser capaz de cumplir con lo que tengo que hacer, porque sabía que si quería alcanzar mis sueños me tenía que esforzar.

Me gustaría vivir una vida donde ningún de los dos lados me consumiese, donde haya equilibrio y orden, pero soy incapaz, soy así. Si tengo que hacer algo me dedico plenamente, pongo todo mi ser, aunque este se sienta mal porque echa de menos la otra parte.

Es como vivir con dos “yo”:

—”Yo” 1: responsable y eficiente, busca llevar sus escasos conocimientos de sus pasiones a lo que debe hacer, aunque eso solo le frustra más; también es competitiva, elocuente, ambiciosa y nerviosa, da todo lo que tiene para poder conseguir sus metas.

—”Yo”2: creativa e intranquila, no para de hacer todo aquello que le gusta y le apasiona; además, busca conocer nuevas cosas, probarlo todo, sumirse en un oceáno de sensaciones y hace que su alma respire; es divertida y llena de ánimo de aventura, pero también se frusta, no consigue todo con lo que sueña, porque no es capaz de centrarse y hacer lo que debe.

Estaba muy harta de tener que encerrar a una para soltar a la otra, a veces deseaba tanto ser una persona estable, una “yo”3, una de esas personas capaces de hacer lo que les apasiona y esforzarse para sus sueños. La verdad, es que el continuo cambio de una a otra, me corroía por dentro, ya que una dejaba las cosas inacabadas de la otra, aunque a la que acababan de encerrar tuviese muchas ganas de hacerlo.

Como dice mi amigo, soy un desastre. Quería encontrar el equilibrio, y creo tener una idea de cómo hacerlo, sino se consigue, será un error más a la larga lista, la verdad, es soy como Los Robinson, me entusiasman los errores.

10-meet-the-robinsons-quotes

—fallviour

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s